TODO LO QUE NO SABÍAS SOBRE EL CROWDLENDING

admin 19 Enero, 2017 0

Los altos tipos de interés de los créditos bancarios, las bajas rentabilidades en los depósitos, la evolución de las nuevas tecnologías y el gran peso de los marketplace han provocado la aparición de nuevas alternativas de financiación en España.

Los avances tecnológicos e internet han hecho que términos como marketplace o startup sean recurrentes en el vocabulario de cualquier empresario. Pero es probable que conceptos como, por ejemplo, el de crowdlending no nos resulten tan familiares.

Este término está directamente relacionado con el de crowdfunding y el de crowdequity, muy similares entre sí, por lo que es necesario establecer las diferencias entre ellos.

  • Crowdfunding: Es un sistema de financiación basado en donaciones de personas que deciden aportar una cantidad concreta a un proyecto, a cambio de diferentes beneficios (por lo general en especie). Por lo general, está ligado a iniciativas de tipo cultural en las que los que aportan dinero reciben a cambio algún producto ligado al proyecto que han financiado.
  • Crowdequity: Es un sistema de financiación muy similar al crowdfunding cuya diferencia principal es que la contraprestación que se recibe por la aportación realizada se traduce en la participación en el capital de la empresa.
  • Crowdlending: Es un sistema de financiación que se basa en el modelo bancario: el préstamo de una cantidad determinada de dinero que deberá devolverse mes a mes junto al tipo de interés que se haya establecido.



En definitiva, el crowdlending es una fórmula de financiación mediante la concesión de préstamos que provienen de particulares o inversores profesionales y cuyo proceso se realiza a través de plataformas completamente independientes de las entidades bancarias.

Existen dos tipos diferentes de crowdlending: por un lado el P2P cuyo préstamo se realiza de particular a particular y, por otro lado, el P2B en el que un particular financia un proyecto de un emprendedor.

Estas plataformas, actúan como intermediarias online poniendo en contacto a posibles inversores con responsables del proyecto que buscan financiación.

¿Cómo funcionan las plataformas crowdlending?

El primer paso es comprobar si la empresa es solvente para lo cual la plataforma realiza un estudio de solvencia que consiste en comprobar que no se encuentra en ningún fichero de morosidad como RAI o ASNEF, que no tiene juicios por impagos y que se han obtenido beneficios en su último ejercicio. Una vez que se realiza esta verificación, la plataforma impone la cantidad que la empresa podrá solicitar a través de la misma y saca a subasta el proyecto para que los inversores puedan mostrar su interés en aportar la financiación. Una vez que se han recaudado los fondos solicitados, la plataforma se encarga de cobrar las cuotas y hacer llegar al inversor la cantidad que le corresponde.

La clave de estas plataformas se basa en la transparencia y la claridad. El proceso se realiza completamente online y no requiere tanto papeleo como la solicitud de un préstamo en una entidad bancaria, así como no obliga a contratar ningún producto a mayores. Además, destaca por su rapidez en el estudio de solvencia y en la concesión del préstamo (este proceso no suele durar más de 48 horas).

Los inversores se beneficiarán de una rentabilidad mayor que en cualquier entidad bancaria. Sin embargo, los intereses que deberá abonar el solicitante del préstamo serán mucho mayores. Además, aunque se eviten otros costes asociados a los bancos, la mayor parte de las plataformas crowdlending cobran un porcentaje por la apertura y gestión del préstamo.

Crowdlending en España

El crowdlending está en pleno auge en todo el mundo y, en España, ya cuenta con más de 20 plataformas. Además, ya existe una regulación propia que está consolidando el desarrollo de estas plataformas y aportando más peso en el mercado financiero.

Entre las plataformas presentes en nuestro país, hay que destacar Arboribus, que ofrece préstamos colaborativos de 10.000 a 150.000€; Funding Circle, cuyos préstamos tienen un límite máximo de 100.000€; MyTripleA, que es la única plataforma reconocida como Entidad de Pago por el Banco de España; y Comunitae entre otras.

Según un informe elaborado por la Universidad de Cambridge, en colaboración con KPMG, esta modalidad de financiación ha tenido un crecimiento del 222% en los últimos tres años en España.

Leave A Response »