Cómo definir la línea estratégica a seguir para el desarrollo informático de su empresa.

Marta 15 abril, 2013 0


Para muchas empresas, la informática sigue siendo un sector que sigue generando muchos disgustos y pocos beneficios. Para algunos directivos es algo extraño, incomprensible, que responde a leyes inesperadas, y que queda lejos del control que mantienen sobre otras áreas.

Los servicios informáticos consisten en mantener los sistemas informáticos de una empresa en perfectas condiciones a todos los niveles para  que el trabajo de los empleados no se vea interrumpido ni perjudicado y así favorecer el correcto funcionamiento de la empresa y asegurar la continuidad del negocio.

Las empresas que trabajan día a día con tecnología saben la importancia que tiene unos servicios informáticos de calidad, ya que un fallo en sus sistemas perjudicaría tanto al funcionamiento interno de la empresa como al servicio que ofrecen a sus clientes, y esto podría suponer el fin del negocio.

A veces esto genera que las asignaciones presupuestarias informáticas en las empresas muestren altibajos a lo largo de los años, y que la sensación final sea siempre de que se gasta más de lo que se deberí­a. Pero la solución no está lejos, dado que es posible mantener todo esto bajo control ¿Dónde está la clave? Está en ocuparse de tener una buena definición y ejecución estratégica.

Para ello hay que empezar por el principio y en este caso, eso se trata de definir cómo la empresa va a manejar  el área de informática, es decir, su lí­nea estratégica. Seguidamente, cualquier decisión relevante (especialmente las decisiones de compra), debe encajar con la concepción estratégica previamente definida.

Cómo en cualquier área, en servicios informáticos también, las estrategias incoherentes están condenadas al fracaso. Quizás no al principio, pero como un edificio que no tiene cimientos sólidos, al menor temblor de tierra, se vendrá abajo, provocando esa sensación de desasosiego que muchos ya conocen.

Definitivamente, en este sector,  el punto está en encontrar a la persona o a la empresa que te aporte esa visión conjunta, mezcla entre visión tecnológica y de negocio. El consejo de cualquier buena empresa con experiencia en el desarrollo en gestión de servicios informáticos para pequeñas y medianas empresas, sería que consideren que el pilar de su mantenimiento informático se basa, precisamente, en la definición estratégica: en primer lugar debe conocer las distintas líneas estratégicas, focalizando en costes de inversión y de mantenimiento para cada una de las líneas, así como pros y contras, no sólo técnicos, sino funcionales.

Cuando se decide por dónde se quiere ir, se escribe el plan estratégico-informático, y se toma cuidado de que, tanto técnica como financieramente, todas las decisiones que se ejecuten a partir de entonces, sean coherentes con dicho plan.

Gracias a esta filosofía, muchas pequeñas y medianas empresas españolas han logrado estabilizar la informática y minimizar los costes a lo largo de su existencia.
En resumen, el sector no es tan complejo como parece: la informática puede y debe controlarse igual que cualquier otra área de la empresa.

Leave A Response »