Argentina toma más riesgo

obelisco.jpg

foto/wikipedia

La Argentina está ya en un nivel de riesgo país muy importante. Como informan los diarios argentinos, entre ellos La Nación, ya se han marchado del país cerca de 9.000 millones de dólares los últimos tres meses. El gobierno está enfrentado al sector rural, el único competitivo del país. La puja pasa por una escalada de impuestos al sector que hace que, según fluctuaciones internacionales de los commodities, se transformen en una verdadera confiscación. La crisis política desatada hace cuatro meses, con una presidente que asumió de la mano de su esposo ex-presidente, convierten a ese país tan grande en una pequeña isla. Una isla que, aislada, «mira su ombligo» sin importarle el resto del mundo. Los argentinos sacan su dinero, invierten fuera del país -los mismos presidentes actuales son criticados por haber invertido dinero argentino en el exterior-. Los inmigrantes que llegaron a la Argentina, en los siglos diecinueve y veinte, lo hicieron por necesidad y porque Argentina necesitaba  -no por «generosidad»- gente.  Los argentinos quieren, y pueden, madurar como nación, como sociedad, pero no lo lograrán si siguen centrándose en su ombligo, olvidándose del mundo que tiene también sus razones, y para lograrlo deben  dejar de considerarse centro para verse como partes de un todo y a ese todo hay que entenderlo, no enfrentarlo con ignorancia y prepotencia.

Hasta la próxima -López Conde & Asociados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.