Cómo proteger nuestro negocio

Si la protección y seguridad de nuestro hogar es importante, también debemos poner el mismo esmero, a veces incluso más, en la de nuestro negocio u oficina. No olvidemos que suelen ser el objetivo predilecto de los ladrones, debido al elevado precio de muchos de los materiales y mobiliario que se pueden encontrar en su interior.

Además de los medios asociados al propio local, como puede ser una persiana o verja metálica, es fundamental contar con una alarma para negocios adecuada. Ésta suele ser ligeramente diferente de la que utilizamos para el hogar, ya que cuenta con una mayor precisión. Existen alarmas que pueden detectar no sólo movimientos, sino sonidos e incluso fuentes caloríficas, en los casos más avanzados. En nuestra mano está el elegir el tipo que necesitemos, pero siempre debemos tener una premisa básica en mente: no debemos escatimar en medios de este tipo.

Otra posibilidad para controlar posibles intrusiones, sobre todo si nuestro negocio es de gran tamaño (por ejemplo, si se trata de un edificio de oficinas, de un almacén con varios departamentos, etc.), es la de contar con un sistema de cámaras. Puede tratarse de un circuito cerrado, donde quede registrado todo el movimiento, o de uno que se encuentre asociado a una central remota. Muchas empresas de seguridad ofrecen soluciones de este tipo, que garantizan una vigilancia constante. Asimismo, también podemos asociar una cámara IP a un ordenador que tengamos en casa; de esta manera nosotros mismo podremos estar siempre pendientes de lo que suceda dentro de las paredes de nuestro negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.