Apuestas por pymes virtuales

La virtualización es la tendencia que se está haciendo presente con más fuerza en el mercado de las pequeñas y medianas empresas. Además, se prevé que este tipo de soluciones tenga un aumento muy importante durante los próximos años aunque si bien es cierto que son las grandes empresas las que más provecho le sacan a estas ventajas, las pymes también pueden sacar réditos económicos y de planificación muy importantes. A lo largo de todo el artículo se contarán los argumentos por los cuales, las pequeñas empresas podrán sacar grandes beneficios.

La mayor ventaja de la virtualización es el dinero que se puede llegar a ahorrar para el departamento IT. Esto se debe a que desaparecerá la obligación de comprar nuevo hardware y más servidores, entre otros componentes. Con esto, no solo se va a eliminar el coste de la compra de esos elementos, sino que también se deja de lado el gasto que conlleva el mantenimiento. Además, todos los gastos ocultos que existen. Entre ellos, se encuentran la adquisición de las nuevas licencias de seguridad y la refrigeración de los nuevos equipos, entre otras cosas.

La eficiencia y la flexibilidad también son conceptos que se pueden mejorar considerablemente. En el momento en el cual la infraestructura IT está virtualizada, más allá de su tamaño, el mantenimiento de la misma y el soporte técnico que se necesita, se puede llevar adelante de una manera mucho más eficaz. Esto se realiza por medio de una única interfaz de administración.

Gracias a todo esto, la carga del departamento TIC de la empresa no sólo se disminuye considerablemente, sino que el trabajo se vuelve mucho más sencillo y se permite dedicar una menor cantidad de recursos humanos a todas las tareas que son más pesadas y se reorientan los perfiles que son más técnicos o mejor cualificados, junto al desarrollo de proyectos, para los que antes no había tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.