¿Vas a abrir una tienda? No te pierdas estos consejos sobre como iluminar tu escaparate

admin 15 agosto, 2016 0


rebajas en londres 0757-f16

¿Sabías que tan solo tenemos 6 segundos para captar la atención de nuestros clientes y convencerles de comprar nuestro producto?  Así lo aseguran expertos como Ana Barrio, directora de Nielsen Iberia. Para que no pierdas tiempo sigue estos consejos que te ayudarán a captar su atención:

Consejo 1: Piensa en tu escaparate como si fuese un escenario

En un escenario los protagonistas deben tener una buena presencia en escena, además, todos los actores deben tener asignado un papel. Así mismo tus productos expuestos deben tener una puesta en escena adecuada y deben ser colocados estratégicamente en el espacio. Por ejemplo, si quieres centrar la atención sobre un producto nuevo que marca tendencia, sitúalo en una parte central, a la altura de los ojos del publico al que va enfocado e ilumínalo bajo un foco con una luz brillante para dirigir la atención de los clientes.

Consejo 2: Guía su atención usando puntos de luz

Tal  como hemos recomendado anteriormente, un foco para destacar un objeto puede ser un gran aliado para guiar la atención de tus clientes hacia la dirección que deseas. Sin embargo, puedes hacer uso de otras formas de iluminación como las Tiras LED. Con su parte adhesiva se pueden colocar en cualquier superficie plana y además se pueden recortar para ajustar las medidas, adaptándose al espacio e integrándose de manera elegante.

Consejo 3: Más no es mejor

En ocasiones queremos resaltar tanto nuestro escaparate que en vez de dirigir la atención hacia los puntos deseados distraemos al consumidor. Si el consumidor no es capaz de ver propiamente un objeto debido a una intensidad de luz demasiado alta o  una luz demasiado pobre los viandantes pasaran de largo. Para poder regular la intensidad de luz según el momento del día adquiere luces regulables.

Consejo 4:  Tu fuente de luz ha de estar en concordancia con tus productos

Toda fuente de iluminación utilizada reproduce los colores de un modo u otro, proyecta una temperatura de color determinada. Por ejemplo, si vendemos ropa, muebles o productos donde los colores juegan un papel importante entonces escogeremos bombillas con una reproducción cromática no menor de 80 Ra– a ser posible de 90 Ra, ya que es el máximo- con esto nos aseguraremos que los colores se reproduzcan fielmente. Además, si escogemos una temperatura de color cálida de 2700 K los colores vivos se verán aún más vibrantes y atractivos. Por otro lado, si vendemos joyas se aconseja una temperatura de color muy fría entre 4000 o 6500 Kelvin. La cual hará que los diamantes y piedras preciosas luzcan con mayor intensidad.

Sigue estos consejos ¡y que tu posible clientela no pase de largo!

Leave A Response »